Fibromialgia y terapia craneosacral

23.07.2015 12:02

La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, con una exagerada hipersensibilidad (alodinia e hiperalgesia) en múltiples puntos predefinidos (tender points), sin alteraciones orgánicas demostrables. Habitualmente se relaciona con una gran variedad de síntomas, entre los que destacan la fatiga persistente, el sueño no reparador, la rigidez generalizada y los síntomas ansioso-depresivos (1) (2).

 

La fibromialgia afecta aproximadamente entre un 2 a un 5% de la población general de diferentes países (3); en España algunos estudios cifran la prevalencia hasta en un 20% (4).

 

El aumento de esta condición en las sociedades modernas y su carácter limitante ha incrementado la investigación y las terapias disponibles para los afectados. Aún así, las terapias farmacológicas no suponen una solución y disponen en ocasiones de efectos secundarios, por lo que la introducción de terapias no farmacológicas para los afectados puede constituir un elemento de mejora de su calidad de vida con ausencia de efectos secundarios. A este respecto, la terapia craneosacral biodinámica no solo ha mostrado beneficios en experiencias clínicas singulares y según asimismo las experiencias de muchos terapeutas craneosacrales, si no que además existen publicaciones científicas que avalan a priori, la consideración de la terapia craneosacral biodinámica como una herramienta más en la mejora de la calidad de vida de los pacientes con fibromialgia.

Existen estudios (5) donde se demuestra el alivio del dolor a medio plazo. Los estados de ansiedad, depresión y calidad de vida de los pacientes también se ven mejorados con nuestra terapia a la luz de otros estudios (6).


La terapia craneosacral biodinámica constituye una herramienta no farmacológica, carente de efectos secundarios y respetuosa con la persona, que puede contribuir a la mejora de la calidad de vida de los pacientes afectados por fibromialgia.

 

 

Referencias

 

(1) Wolfe F, Smythe HA, Yunus MB et al. (febrero de 1990). «The American College of Rheumatology 1990 Criteria for the Classification of Fibromyalgia. Report of the Multicenter Criteria Committee». Arthritis Rheum. 33 (2): 160–72.

 

(2) Siso, Antonino (2009). «Clasificación de la fibromialgia. Revisión sistemática de la literatura». Reumatol Clin (España: Elsevier) 5 (2): 55–62.

 

(3) Jason W Busse, Shanil Ebrahim, Gaelan Connell, Eric A Coomes, Paul Bruno, Keshena Malik, David Torrance, Trung Ngo, Karin Kirmayr, Daniel Avrahami, John J Riva, Peter Struijs, ander, Milosz Jankowski, Wiktoria Lesniak, Markus Faulhaber, Małgorzata M Bała, Stefan Schandelmaier y Gordon H Guyatt (marzo de 2013). «Systematic review and network meta-analysis of interventions for fibromyalgia: a protocol» [Revisión sistemática y metaanálisis en red de intervenciones para fibromialgia: un protocolo]. Syst Rev (en inglés) 2 (18). doi:10.1186/2046-4053-2-18

 

(4) C. Alegre de Miquel, J. García Campayo, M. Tomás Flórez, J. M. Gómez Arguelles, E. Blanco Tarrio, M. Gobbo Montoya, Á. Pérez Martin, A. Martínez Salio, J. Vidal Fuentes, E. Altarriba Alberch, A. Gómez de la Cámara (2010). «Interdisciplinary Consensus Document for the treatment of fibromyalgia»

 

(5) Castro-Sánchez AM1, Matarán-Peñarrocha GA, Sánchez-Labraca N, Quesada-Rubio JM, Granero-Molina J, Moreno-Lorenzo C. A randomized controlled trial investigating the effects of craniosacral therapy on pain and heart rate variability in fibromyalgia patients. Clin Rehabil. 2011 Jan;25(1):25-35


(6) Matarán-Peñarrocha GA1, Castro-Sánchez AM, García GC, Moreno-Lorenzo C, Carreño TP, Zafra MD. Influence of craniosacral therapy on anxiety, depression and quality of life in patients with fibromyalgia. Evid Based Complement Alternat Med. 2011;2011:178769


Contacto

Edilberto Crespo, Dipl. ESCT


C/ Lepanto, 14 (Pedreguer)


603 873 984 (Pedreguer)