¿Cómo es una sesión?

Las sesiones comienzan con un intercambio de impresiones en la que el cliente manifiesta sus pensamientos, problemas, expectativas en cuanto a la sesión. Es en este momento cuando se le informa de los diferentes procedimientos con los que se trabaja en craneosacral biodinámica.

A partir de aquí, se realiza la sesión en sí misma con los diferentes contactos de acuerdo al despliegue que se produzca en el cuerpo del receptor de la terapia. El cliente permanece tumbado en la camilla con su ropa.

 

Decía el Dr. Rollin Becker que “el paciente es el médico y el profesor” y “nuestro reloj son los tejidos”. Así, las sesiones tienen una duración media de entre 45 minutos a una hora pero es el propio sistema del cliente quién determina en último término la duración de la sesión. El terapeuta valora de manera negociada con el cliente el fin de la sesión, de acuerdo a las sensaciones de los tejidos en sus manos y el feed back del cliente.

 

Las sesiones de craneosacral biodinámica están orientadas a la totalidad de la persona. En ocasiones, problemas muy concretos tienen su origen en puntos muy distantes del organismo y es por esto que el terapeuta puede recurrir a contactos en zonas del cuerpo en apariencia alejadas o sin relación con el problema de la persona.

Una vez finalizada la sesión se recomienda un periodo de reposo de “vuelta” al aquí y ahora, de manera que el sistema del cliente pueda integrar los cambios acaecidos. A continuación, lo recomendable es disponer de tiempo para actividades de descanso o relax, de manera que esta integración pueda seguir su curso. Durante los siguientes días, el organismo seguirá adaptándose a los cambios por lo que pueden aparecer diferentes sensaciones.

 

La naturaleza del problema, su intensidad, antigüedad, etc, son factores que influyen en el número de sesiones necesarias en cada caso. La materia es finita y la curación es un proceso y como todo proceso requiere tiempo; es poco probable pues, que un problema que ha estado durante años pueda solucionarse solo con una o dos sesiones aunque como decía el Dr. Fred Barge “en treinta años de ejercicio profesional he aprendido a no subestimar el poder de la sabiduría innata del organismo”.
 

 


Contacto

Edilberto Crespo, Dipl. ESCT


C/ Lepanto, 14 (Pedreguer)


603 873 984 (Pedreguer)