¿Por qué ir a un Terapeuta Craneosacral Biodinámico?

 

En el mundo actual disponemos de ingentes cantidades de información acerca de infinitas terapias. Unas son de corte manual, otras energéticas, místicas, tradicionales, etc., etc.,. Todas ellas coinciden sin embargo en algo que es precisamente lo que las diferencia de la biodinámica craneosacral: se apoyan en una herramienta, producto, mecanismo, etc., ajeno en un sentido u otro a nuestro organismo y que opera bien sea en forma de manipulación, sustancia ingerida, punciones, etc.

 

"El objetivo del doctor debe de ser encontrar la salud, cualquiera puede encontrar la enfermedad" Still

 

Esto genera una serie de consecuencias que aparecen casi de manera inmediata y automática. De un lado se genera de una u otra manera la dualidad paciente-terapeuta y con ella aparece el ego del terapeuta y la pérdida de conciencia y confianza de la persona en su propia salud...”es el terapeuta el que me curó....” solemos escuchar.

 

El arte de la medicina consiste en distraer a los pacientes mientras la naturaleza cura”

Voltaire

 

Es precisamente aquí dónde nos diferenciamos como terapeutas que trabajamos con biodinámica craneosacral. Trabajamos con las habilidades inherentes de curación del ser humano. Esa misma inteligencia innata que de la unión de un óvulo y un espermatozoide generó un ser vivo y que articula millones de funciones con la máxima perfección y simultáneamente.


"Cada gota conoce la marea" Dr. Sutherland


La salud es algo más que la ausencia de enfermedad, es una situación óptima en aspectos físicos, psicológicos, emocionales, sociales, etc. Esto nos convierte en una profesión vitalista en la medida que nuestra intervención, sin ser invasiva, ni externa ni ajena o impuesta al organismo, es solo para conseguir que se exprese la mayor fuerza vital disponible en el organismo.


Conozca todas las teorías, domine todas las técnicas pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana” Carl Jung.

 

Entonces, ¿por qué confiar en la Biodinámica Craneosacral?:

 

1.- Porque trabaja con las causas no con las consecuencias de los trastornos.

 

2.- Porque permite que sea el propio organismo el que exprese sus habilidades de curación a través de su sabiduría innata.

 

3.- Porque al permitir que se exprese la sabiduría innata permite a la persona entender sus procesos.

 

4.- Porque es suave, indolora, no invasiva y carente de efectos secundarios.

 

5.- Porque en la medida que trabaja con la fuente de salud de la persona permite que su expresión de salud llegue a múltiples ámbitos (físico, emocional,...) dotando a la biodinámica craneosacral de una gran versatilidad.

 

6.- Porque dejar trabajar sin interferencias a la sabiduría inherente de tu organismo te hará consciente de tu propia salud y de los recursos que albergas, y esto te permitirá empoderarte de tu salud y de tu vida.

 

7.- Porque es una profesión novedosa que sigue en constante evolución y se adapta a tí.
 

8.- Porque seguro que has probado muchas técnicas y/o sustancias para que actuasen desde fuera, pero no le has dado una oportunidad a tu propio cuerpo para que trabaje desde dentro en condiciones óptimas y sin interferencias. ¿A qué esperas?.

 

9.- Porque por más que te contemos solo tu experiencia vivida en primera persona te hará entenderlo. Pruébalo

 

10.- Porque después de probarlo seguro que encuentras algo más que añadir a esta lista.


¿Tienes tú más fe en una cucharada de medicina que en tu capacidad fisiológica de curación?” B.J. Palmer

 

"Permita que la función fisiológica de dentro manifieste su propia potencia infalible en vez de aplicar una fuerza ciega desde fuera."

Dr. Sutherland


"Lo más importante es esperar con atención paciente a que el tejido comience a hablar, escuchar, dejar que ocurra y simplemente estar allí. No se trata de hacer algo, sino, todo lo contrario, adáptese al tejido y al paciente y a enseñarle a entender su propia historia".

Dr. Sutherland.